Lino

El lino es una planta herbácea y su tallo se utiliza para confeccionar tela. Su cultivo se remonta a Egipto al siglo IV a C. La resistencia a la rotura de la fibra de lino es altísima, exactamente el doble que la del algodón, a veces incluso más. Es característica de los tejidos de lino una agradable sensación de frescura que se explica fácilmente teniendo en cuenta que esta fibra es excelente conductora de calor. Tal circunstancia hace que el lino sea especialmente indicado para ropas veraniegas. Un eterno clásico dentro de las fibras naturales que no podemos dejar de lado.